Las sustancias psicoactivas son todas aquellas que se introducen en el organismo por cualquier vía de administración (ingerida, fumada, inhalada, inyectada, entre otras), que producen una alteración del funcionamiento del sistema nervioso central del individuo y modifican la conciencia, el estado de ánimo o los procesos de pensamiento. 

Su clasificación depende de los usos que se les dé. Pero a grandes rasgos, estos son sus tipos más comunes.  

Depresoras 

Son aquellas que disminuyen o retardan el funcionamiento del sistema nervioso central. Producen alteración de la concentración y en ocasiones del juicio; disminuyen la apreciación de los estímulos externos y provocan relajación, sensación de bienestar, sedación, apatía y disminución de la tensión. Son consideradas drogas depresoras el alcohol, los barbitúricos, los tranquilizantes, el opio y sus derivados (morfina, codeína, heroína, metadona). 

Estimulantes 

Son drogas que aceleran la actividad del sistema nervioso central provocando euforia, desinhibición, menor control emocional, irritabilidad, agresividad, menor fatiga, disminución del sueño, excitación motora e inquietud. Dentro de este grupo se incluyen la cocaína, los estimulantes de tipo anfetamínico y la mayor parte de las sustancias de síntesis y las nuevas sustancias psicoactivas. 

Alucinógenas / Psicodélicas 

Se caracterizan por su capacidad de producir distorsiones en las sensaciones y alterar marcadamente el estado de ánimo y los procesos de pensamiento. Incluyen sustancias de una amplia variedad de fuentes naturales y sintéticas. 

Además de estas, hay otras maneras de clasificar las sustancias psicoactivas dependiendo de su procedencia.  

Origen natural: se encuentran de forma natural en el ambiente y se utilizan sin necesidad de que se produzca algún tipo de manipulación o proceso químico. Un ejemplo de esto es el cannabis. 

Origen sintético: son elaboradas exclusivamente en el laboratorio a través de procesos químicos, cuya estructura no se relaciona con ningún componente natural. En nuestro país las podemos dividir como lícitas e ilícitas.  

Las drogas licitas son aquellas que no están penadas por la ley, es decir, son legales. Las más consumidas en Colombia son: el tabaco, el alcohol y los fármacos. 

Por su parte, las ilícitas son aquellas que están penalizadas por la ley colombiana, como es el caso de la marihuana, la cocaína, la heroína, etc. 

¿Qué es el consumo problemático de sustancias psicoactivas? 

Un consumo es problemático cuando este afecta la salud, las relaciones con la familia y amigos. También cuando altera las actividades diarias, como el trabajo o el estudio, o cuando implica problemas económicos o con la ley. 

El consumo inicial, así sea esporádico, genera un mayor riesgo para el individuo de caer en un abuso o dependencia de la sustancia. Existe una gran preocupación entre los profesionales de la salud, que evidencian que en Colombia el inicio del consumo de sustancias psicoactivas por parte de los jóvenes se da a más temprana edad. Es importante resaltar que entre más temprano inicien el consumo de tabaco o alcohol, o drogas lícitas, mayores serán las complicaciones a largo plazo“, señala el Dr. Gustavo Domínguez, Gestor Nacional del Riesgo en Salud Mental de Coomeva EPS. 

RELATED POST