El consumo de tabaco es uno de los mayores factores de riesgo de cáncer, enfermedades respiratorias y de otro tipo. Este es un desencadenante importante de Cardiopatía Coronaria (estrechamiento de los pequeños vasos sanguíneos que suministran sangre y oxígeno al corazón), Accidente Cerebrovascular (sucede cuando se detiene el flujo sanguíneo al cerebro) y Vasculopatía Periférica (un daño u obstrucción en los vasos sanguíneos más alejados del corazón: las arterias y venas periféricas). 

A pesar de que se conocen bien los daños para la salud cardíaca que provoca el tabaco y de la disponibilidad de soluciones para reducir la morbilidad y mortalidad que ocasiona, aún la población desconoce que es una de las principales causas de las enfermedades cardiovasculares. 

Alejarse del cigarrillo es un paso muy importante, pero no es tan fácil como suena. Dejar de fumar es todo un proceso que se da progresivamente y con la ayuda de nuevos hábitos y actividades.  

Si quiere dejar de fumar o está ya en el proceso, siga estas recomendaciones para lograrlo:  

* Coma preferiblemente frutas, verduras, jugos, quesos y sopas suaves. Evite comer todo tipo de carnes, fritos, enlatados, salsas picantes, alimentos muy salados o muy condimentados. 

* Beba entre comidas abundantes zumos, jugos de frutas ricas en vitamina C (cítricos) o agua (8 vasos al día como mínimo). 

* Evite consumir licor y café. 

* Cambie de rutina: comience a hacer ejercicio físico regularmente, practique algún deporte preferiblemente acuático. 

* Mantenga las manos permanentemente ocupadas. Puede recurrir a actividades relacionadas con artes manuales o expresión artística.  

* Repase continuamente la lista de razones para no fumar y los beneficios que ha obtenido desde que dejó de hacerlo.  

* Recuerde que los síntomas desagradables, al dejar de fumar, duran aproximadamente 15 días. 

Decirle no al cigarrillo trae muchas ventajas, no solo para la salud física y mental, sino también para la salud familiar. Entre los beneficios están: 

* Reduce el riesgo de osteoporosis. 

* Minimiza los riesgos de cáncer de pulmón y enfermedad cardiovascular. 

* Aumenta la capacidad respiratoria. 

* Mejora la digestión. 

* Evita enfermedades incapacitantes e incluso la muerte. 

* Mejora la apariencia de la piel, uñas, dedos y dientes. 

* Disminuye el estrés, la depresión y la ansiedad. 

* Aumenta la autoestima. 

* Promueve la inclusión social en lugares libre de humo. 

* Conserva el autocontrol. 

* Genera un ambiente sano. 

* Evita que sus hijos padezcan infecciones respiratorias y propicia que adopten hábitos saludables. 

Fuente: OMS 

RELATED POST