La terapia de la risa es uno de los mejores métodos para aliviar la enfermedad y motivar a aquellos que están pasando por un momento difícil.  

Aunque no parezca así, la risa trae muchos beneficios para la salud y así lo prueban cada día los profesionales que se dedican al clown hospitalario 

Esta práctica, además de desmitificar la creencia de que los hospitales son sitios lúgubres, tristes y silenciosos, permite reconocer al ser humano que está pasando por una etapa de enfermedad y de dolor; los médicos pueden acompañar y conectarse con los pacientes para hacer más agradable el proceso mientras se encuentran hospitalizados. 

El clown hospitalario toma una importante relevancia ante la necesidad de humanizar el servicio de salud y permitir que el paciente se sienta reconocido como ser humano.  

El concepto de que la risa sana se puede asociar a Hunter ‘Patch’ Adams y su famosa película que cuenta la historia de un médico que se vuelve payaso, pero la relación de la medicina con la risa es mucho más antigua. Los chinos hace 4.000 años tenían templos de la risa a los que la gente acudía para equilibrar su espíritu, los monjes taoístas dicen que la persona que se ríe vive más y es saludable, y así más culturas le han apostado a asumir una posición frente a la risa.  

Y es que sus efectos son numerosos y por eso la hacen una de las mejores terapias para el bienestar de las personas. Entre los más destacados y que lo beneficiarán cada vez están:   

  • Cura la depresión, el estrés y la angustia. 
  • Limpia y ventila los pulmones.  
  • Oxigena el cerebro y el cuerpo.  
  • Regulariza el pulso cardíaco.  
  • Relaja los músculos que estén tensos.  
  • Disminuye la presión arterial.  
  • Ayuda a quemar calorías. 
  • Se secretan endorfinas, lo que quiere decir que la sensación de bienestar perdura en el tiempo.  
  • Incrementa la confianza en uno mismo.  
  • Potencia la creatividad. 
  • Alivia el insomnio. 
  • Ayuda a eliminar pensamientos negativos. 
  • Elimina las arrugas.  

RELATED POST