Este podría ser el heladero más cruel del Mundo

En Turquía los vendedores de helado suelen hacer diferentes trucos, casi que son malabaristas para vender más.

Los helados turcos, llamados ‘Dondurma’, tienen una textura más dura y masticable, por lo que los heladeros pueden hacer ciertos trucos al momento de servirlos. Utilizando una varilla echan la crema sobre el barquillo, que luego ponen en la mano de sus clientes.

En esta ocasión la «víctima» fue un niño al que su mamá le compró un helado, pero no sin antes que el heladero le hiciera un par de bromas. Lamentablemente, al pequeño no le gustó nada. La reacción en el siguiente video: