Hace unas semanas, la bumanguesa Eliana Martin no imaginó que después de haber hecho la fila en Bogotá para postularse como aspirante para ingresar al pelotón de Soldados 1.0, junto a más de 3000 personas, iba a cambiar su vida. “Estaba en la ciudad, haciendo diligencias personales, y vimos la convocatoria junto a un primo quien me alentó para que me presentara, pues siempre he sido una persona que le gusta asumir este tipo de retos tan extremos. Lo que nunca imaginé fue haber llegado tan lejos, me siento feliz y orgullosa de lograr, lo que, para mí era sueño”, cuenta.

Para incorporarse al grupo de famosos de Soldados 1.0, Martin tuvo que superar tres fases, cada una más difícil que la otra. “Inicialmente, en Bogotá tuve que competir contra dieciocho mujeres, todas muy preparadas. Luego viajé a Tolemaida para enfrentar la prueba más difícil, la cual implicaba mucho esfuerzo físico. Finalmente, para poder llegar al alojamiento me enfrenté a los tres soldados que estaban en ‘Lista 5’ y en esa logré llegar de segunda para asegurar mi estadía en Soldados 1.0”, agrega Eliana, quien dice que durante el tiempo que estuvo formándose junto al Ejército Nacional, aprendió no solo a tener más disciplina sino también a valorar más la vida y a las personas que la rodean.

A pesar de querer continuar en el programa, y destacarse entre sus lanzas por ser una mujer luchadora, con actitud de liderazgo, valentía y compromiso por la patria, Martín no logró llegar en el menor tiempo durante la prueba que definió su salida de la competencia, sin embargo, antes de salir del Fuerte Militar de Tolemaida, la ex soldado dijo sentirse agradecida por lo vivido y confirmó nuevamente que ingresar al pelotón fue un honor, del cual, su mamá se sentiría muy orgullosa.

Ahora, de regreso a su natal Bucaramanga, Eliana Martin planea incorporar lo aprendido en el entrenamiento militar a su vida cotidiana, además de consolidar sus planes personales.

“ANDREA TOVAR, FUE MI MENTORA DENTRO DE LA COMPETENCIA”: MARTIN

¿Qué la llevó a tomar la decisión de presentarse como aspirante a Soldado 1.0?
La persona que me inspiró para entrar al programa fue mi mamá, ella siempre estuvo muy orgullosa de que a mí me gustara el crossfit, que tuviera una vida tan deportiva, y al hacer la fila de la convocatoria solo pensaba en lo feliz que iba a sentirse, lo hice como un homenaje a ella que está en el cielo. Además, siempre me han fascinado los retos extremos y sabía que estar en Soldados 1.0 iba a ser una gran prueba para mi vida.

¿Imaginó que llegaría tan lejos?
Nunca pensé llegar hasta donde estuve, al principio lo hice para ver hasta dónde podía llegar, sin embargo, cuando fui acercándome a la meta, que era llegar al alojamiento, me llené de mucha más fuerza, solo pensaba en ganar y dar lo mejor de mí.

¿Cómo fue la convivencia con el pelotón?
Muy bien, no tuve problemas con ninguno, las mujeres estuvieron muy pendientes de mí todo el tiempo, hice buenos amigos. Aunque al inicio pensé que iba a ser difícil por tratarse de un grupo de famosos, todos me acogieron muy bien. Andrea Tovar fue mi mentora dentro del programa, ella siempre me exigió muchísimo, y por eso creo que me acoplé rápido al equipo, siempre estaré agradecida por eso.

¿Qué opina de que los televidentes tengan la oportunidad de ingresar al Soldados 1.0?
Siempre había querido que existiera un programa así en la televisión colombiana, necesitábamos algo fresco y diferente a lo que estábamos acostumbrados a ver. Soldados 1.0 me parece que lo logró, es una experiencia enriquecedora para todos los que hemos tenido el honor de estar dentro. Aprendes a valorar la vida, y a los soldados de nuestra nación que día a día se entrenan para cuidarnos.

RELATED POST