Un brillante ejecutivo se enamora de una mujer que conoció en una feria equina. A raíz de la repentina desaparición de la joven, el hombre de negocios se ve expulsado de su mundo, acusado de un crimen que no cometió y enfrentado a la dura realidad de un país que desconoce

Así comienza ‘NO OLVIDARÁS MI NOMBRE’, un thriller de suspenso, acción, traición y pasión, con un argumento enmarcado en el post conflicto, en el perdón y la convivencia. Basada en hechos reales y producida y realizada por RCN, ‘NO OLVIDARÁS MI NOMBRE’, es una historia original de Fernando Gaitán, (creador de Yo soy Betty, la fea, la novela más exitosa de toda la historia de la televisión colombiana, y de otras destacadas producciones como: Café, con aroma de mujer y Hasta que la plata nos separe). La serie grabada en su totalidad en alta definición y en formato cine, se estrenará el próximo martes 13 de junio a las 9:00 p.m., y muchos colombianos han sido tocados por la violencia de la guerrilla y los paramilitares.
“Esta es una serie donde se resalta el factor humano por encima del político, nos interesan las víctimas sin importar su procedencia”, dice Fernando Gaitán, creador de la historia original de No olvidarás mi nombre.
La producción además marca el regreso a la televisión colombiana de Ana María Orozco, después de su extraordinario personaje como protagonista de la novela Yo soy Betty, la fea.
NO OLVIDARÁS MI NOMBRE’, es protagonizada por Iván López y Susana Rojas. Cuenta con la producción y dirección general de Rodrigo Triana, (Regreso a la guaca, Amor Sincero, Dónde está Elisa, Comando Élite, El Estilista, Sala de Urgencias I) y los directores Daniel Moure y Carlos Mario Urrea. Los libretos de Nubia Barreto (Isabel me la veló, Novia para dos, La viuda de la mafia, El Estilista y Dr. Mata), los argumentos estuvieron a cargo de Marta Ruiz, reconocida periodista y editora en temas de seguridad y justicia de la Revista Semana y quien durante los últimos 15 años ha trabajado como reportera e investigadora en televisión.
La serie muestra a través de la historia de amor entre Lucía Martínez (Susana Rojas) y Sergio Aparicio (Iván López), dos formas de ver y vivir el conflicto. Se conocen en una feria ganadera, se enamoran, y luego ella desaparece sin dejar rastro, y a Sergio sumido en un grave delito que no cometió. Para salvar su pellejo, el ejecutivo se ve en la obligación de iniciar la búsqueda de esta mujer, lo que lo llevará a ingresar al mundo del conflicto y el post conflicto colombiano, con el que jamás había tenido un contacto directo, reconstruyendo la imagen de la misteriosa mujer de la que se enamoró.
Así, el mundo de Lucía nos muestra la forma como muchos reinsertados, desplazados y víctimas en general del conflicto, han tenido que refugiarse y reiniciar sus vidas en las urbes. Y el mundo sofisticado de Sergio, a ese grupo de personas que no padecieron en carne viva el conflicto sino a través de noticieros o de ver desplazados en las calles.
A los protagonistas se suma un destacado grupo de actores de primer nivel como: Jairo Camargo, Carmenza Gómez, Alina Lozano, Julio Sánchez Cóccaro, Hernán Méndez, Andrés Toro, Carlos Duplat, Mauricio Mejía, Carlos Mariño, Michelle Rouillard, Jorge Soto, Ana Harlem Mosquera, Paula Estrada, Ricardo Mejía, Laura Hernández y Wildderman García, entre otros.
En total, participaron 364 personajes, entre principales, secundarios y figurantes, cerca de 3.000 extras, más de 250 dobles de riesgo y alrededor de 300 soldados del Ejército.
‘NO OLVIDARÁS MI NOMBRE’, fue grabada a dos unidades con los equipos técnicos más profesionales y modernos del momento.
Para recrear el pueblo de La Yé, donde se desarrolla gran parte de la historia, se grabó en el corregimiento de Méndez, en el departamento de Tolima (una población que también fue afectada por el conflicto, por la presencia de la guerrilla y los paramilitares), por ser la locación que reunía todas las características que se necesitaban. Sin embargo, fue necesario realizar un gran trabajo de escenografía y ambientación, donde se tuvo que transformar y adaptar el pueblo a los 4 tiempos que plantea la historia (antes y después de los ataques, el presente y el futuro) e intervenir la carretera para acceder a la locación.
También se realizaron varias intervenciones escenográficas en las locaciones, en algunos casos con mano de obra civil, que implicaron demoliciones y reconstrucciones. Se utilizaron cerca de 300 locaciones en exteriores: en Bogotá, la Calera, Tabio, La Vega, Subachoque, Facatativá, la vía que conduce a la Dorada, la zona del desaparecido Armero, Guayabal y Mariquita. Para recrear el Distrito 18, se escogieron 4 barrios de la capital, de tal manera que permitieran ver la Bogotá deprimida de la población desplazada, en contraste con los barrios de estrato alto que plantea la serie. Lugares que, por sus características, requerían de seguridad para el personal y los equipos.
‘NO OLVIDARÁS MI NOMBRE’, fue producida con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y también contó con el soporte técnico de la Agencia Colombia para la Reintegración, el Centro Nacional de Memoria Histórica, la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas y el Ministerio de Salud y Protección Social.
SINOPSIS
Bogotá, 2017. En el remate de una feria equina, Sergio Aparicio (Iván López), un brillante ejecutivo bogotano de bolsa, conoce a una misteriosa mujer: Susana Rengifo (Susana Rojas). Ambos están en el lugar por razones diferentes, él para hacer contactos de trabajo, y ella, para hablar con Mónica Zapata (Ana María Orozco) sobre el origen real del niño al que Mónica considera su hijo. Durante el evento, Susana intenta infructuosamente abordar a la madre y al niño, pero, tan rápido como entran, Mónica y su familia abandonan el lugar en protesta por la presencia de un ex guerrillero, ahora esposo de una de las organizadoras del evento. Los Zapata sencillamente no están dispuestos a respirar el mismo aire que “esos” guerrilleros, a quienes responsabilizan del asesinato de un miembro de su familia.
Susana no logra aproximarse a Mónica y a su bebé, pero descubre que Mónica y su familia son potenciales clientes de Sergio, así que, la promesa de conseguirle los datos de contacto de los Zapata, logra que ella fije por fin su atención en Sergio Aparicio. Lo que no estaba en las cuentas de nadie es que Sergio y Susana, que provienen de mundos distintos, se sienten hondamente atraídos el uno por el otro, y para cuando Sergio le entregue los datos esperados, varios días después, ya entre los dos se ha tejido una intensa aventura amorosa. Pero Susana desaparece de la noche a la mañana y Sergio se ve expulsado de su mundo, acusado de un delito que no cometió. Ahora, localizar a Susana será su único objetivo en la vida, y esta tarea lo sacará de su vida cómoda y exitosa en busca de una mujer que en realidad no se llama Susana sino Lucía Martínez, y proviene de un pueblo llamado La Yé.
En una carrera contra el tiempo, Sergio deberá hallar a esta hermosa y misteriosa mujer y salvar su pellejo de la venganza de Leonardo Zapata (Jairo Camargo). Pero esto no le devolverá su cómoda vida en la ciudad; al contrario, lo llevará al encuentro con la Colombia profunda, a un mundo de gente desplazada y acosada por los ecos de un conflicto armado en el que las fronteras entre los inocentes y los culpables se diluyen, y las verdades no son lo que parecen.
PERFILES DE PERSONAJES
Iván López es SERGIO APARICIO. (32 años)
Asesor de inversiones, experto en mercado de capitales y finanzas corporativas. Apenas pasa de los 30 y ya es candidato seguro para convertirse en el primer CEO (Chief Executive Officer). Consejero delegado o Director ejecutivo de la multinacional Mayo Inc. Es un hombre buena vida, que privilegia su éxito profesional por encima de cualquier otra cosa, por esto no le interesan los compromisos amorosos, sino las relaciones fugaces. Por casualidad acude al remate de una feria equina en busca de nuevos inversionistas, y allí conoce a una misteriosa joven que parece tener dificultades para pasar los controles de la entrada y, espontáneamente, le ofrece su ayuda. La mujer agradece el gesto, pero a partir de ahí, trata de esquivarlo, y esa actitud en lugar de desalentar a Sergio, lo reta. Al final conseguirá una cita con ella, sin imaginar de qué manera le enredará la vida y le cambiará para siempre todos sus ambiciosos planes.
Susana Rojas es LUCÍA MARTÍNEZ (Susana Rengifo). (25 años)
Es la cara valiente de un pueblo azotado por la violencia. Hasta hace poco tiempo, Lucía era maestra normalista de La Yé, caserío donde, arriesgando la vida, luchó a brazo partido para impedir que los hombres armados que devastaban la región, reclutaran a sus estudiantes. Los asientos vacíos en el aula de clases le revelan una evidencia escalofriante: a pesar de sus esfuerzos, el conflicto logró arrebatarle lo más notable de sus talentosos alumnos, incluyendo a sus propios hermanos. Ahora, lejos de su terruño, Lucía decide volver a arriesgarlo todo para recuperar algo esencial de todo lo que perdió en el desplazamiento, y se encuentra en el camino con Sergio Aparicio (Iván López). Jamás hubiera querido enredarlo en su propósito, pero este hombre fascinante, que proviene de un mundo tan opuesto al suyo, no acepta un no como respuesta y va a tener que cargar con las consecuencias.

 

Ana María Orozco es MÓNICA ZAPATA. (32 años)
Hija única del patriarca Leonardo Zapata (Jairo Camargo), Mónica ha tenido que vivir bastantes años fuera del país, ajena al conflicto armado que azota la región de Lomalinda y La Yé. Cree que su papá es un héroe que sacó la cara cuando al tío Rafael lo secuestraron y lo mataron, y no hubo nadie que le hiciera justicia. Habrán pasado los años, pero Mónica nunca ha dejado de ser la niña de su casa y siempre se ha plegado a las órdenes de su padre, lo que le ha traído fuertes desequilibrios emocionales, y ninguna relación amorosa estable y significativa. Tampoco ha logrado ser madre. Hace unos meses, desobedeciendo los designios de Leonardo, regresó al país y a la casa paterna donde la esperaba una maravillosa sorpresa: un bebé recién nacido, huérfano de estos terruños, al que decide adoptar. La llegada del niño le ilumina la vida, y también al viejo Leonardo. Pero en la casa Zapata las decisiones se cumplen.
Jairo Camargo es LEONARDO ZAPATA. (58 años)

Empresario agroindustrial de bajo perfil, es el verdadero patriarca de la región de Lomalinda y La Yé. Desde el secuestro y asesinato de su hermano Rafael a manos de un grupo armado, ha extendido un férreo cerco de protección en torno a Mónica, su única hija, y a Martín, el hijo de Rafael, a quienes envía al extranjero, lejos de los conflictos que se viven en la región. Corren los rumores de que la pérdida de su hermano le dañó el alma, de que hoy por hoy Leonardo es un hombre de cuidado, que ha sabido cosechar el miedo de la gente a la violencia, y con esto ha incrementado notablemente su fortuna. Su hija lo defiende con vehemencia, segura de que el hombre se ha sacrificado por hacer empresa en unos campos sin Dios ni ley, y ha sobrevivido para contarlo.

Carmenza Gómez es CARMEN MOJICA. (54 años)
Carmen no es una mujer corriente, es un símbolo de La Yé. Desde muy joven se convirtió en la inspectora del caserío, y su trabajo fue tan equilibrado que todos, en cualquier bando, le tenían respeto, y no es solo por el arma que le dio por cargar al cinto. Carmen defiende la dignidad de su pueblo y su derecho a no ser vinculada al conflicto, y al final respaldará a Lucía en una decisión que las pondrá en fuga. Carmen es el eje de la familia de Lucía, su principal punto de apoyo.

 

Alina Lozano es VICTORIA MERA. (45 años)
En el caserío La Yé puede haber autoridades, estación de policía y hasta cura, pero la que manda la parada es la inspectora de policía Victoria Mera. Se sabe que es ficha de la Casa Zapata y eso lo dice todo. Cuando ha habido que legalizar tierras, mover cercas o “controlar a la gente”, ella es la persona clave. A Victoria la consiguen cualquier día en el billar del marco de la plaza, donde soluciona cualquier lío de linderos, problemas de agua o eventos por venir. Los litigios vecinales se palabrean delante de ella y no se mueve una hoja sin su conocimiento.
Michelle Rouillard es MIRANDA LONDOÑO. (26 años)

Abogada, especialista en derecho comercial. Es ambiciosa, racional y cosmopolita. Maneja con gran éxito el área legal de la firma Mayo Inc. Por regla general les huye a los compromisos y no admitiría fácilmente que sigue enamorada de su ex Sergio Aparicio. Es demasiado orgullosa para confesarlo. No obstante, Sergio siempre está en su radar, y por eso lo invita al remate de la feria equina, pero el hombre simplemente desaparece del sitio. Lo que Miranda terminará descubriendo, es que la mujer tras la que se fue Sergio, no es una aventurilla más. Al contrario, Lucía cambiará radicalmente las vidas de Sergio, de Miranda, y hasta la de Martín. Miranda odiará el momento en que le sugirió a Sergio acompañarla al Remate de Feria.

Ana Harlem Mosquera es NIEVES TORRES. (37 años)
En sus veintes, Nieves Torres fue la mujer más bella de la región, más que las reinas de la palma, la panela, la cebolla y el ají juntas. Ella no necesitaba títulos porque el voz a voz la confirmaba como una beldad indestronable. Se tuvieron que sumar otros veinte años para que las huellas del dolor la transformaran en una belleza triste por la desaparición de su hija Matilde a manos de los grupos armados. Nieves Torres lidera con el padre Hipólito Castillo una cruzada para ocuparse de aliviar los efectos del conflicto armado en la región de Lomalinda y La Yé, desafiando el poder de Victoria y los Zapata.
Hernán Méndez es el PADRE HIPÓLITO CASTILLO. (60 años)
El padre Hipólito anda por el pueblo como un campesino más, con un pequeño poncho sobre la espalda y en ropa de trabajo. Ha conocido personalmente o en confesión a todos los que han pasado por La Yé. Con cada uno de ellos, de cualquier confesión, ha llorado y sufrido, aunque ahora algunos lo consideren su enemigo. En asocio con Nieves, el cura adelanta una cruzada para apoyar a las víctimas del conflicto armado en la región, y documentar con pelos y señales sus hallazgos, como un forense espontáneo, en espera de que un día la justicia se encargue.

 

Andrés Toro es MARTÍN ZAPATA. (32 años)
Experto en finanzas, Martín parece un auténtico espécimen de la élite bogotana, a pesar de ser hijo de un terrateniente de profunda firmeza campesina, como es Rafael Zapata. Criado en la ciudad, el muchacho no tiene ningún afecto por el terruño y menos después del secuestro y asesinato de su padre. En el fondo, Martín culpa a los Layeros por la pérdida de su padre, y quisiera que alguien le pagara la muerte del viejo. Confía todos sus intereses en manos del tío Leonardo y recibe los beneficios sin preguntar, no quiere enterarse de nada, su mundo es la ciudad, la buena vida, nada que ver con La Yé, donde impera la ley del monte.
Paula Estrada es VIOLETA CORTÉZ. (30 años)
Peluquera por vocación y pasión. Violeta tenía un exitoso local en La Yé, del que salió huyendo un día repentinamente, sin contarle a Lucía el por qué. Está viva y eso es todo lo que necesita para volver a levantar la cabeza, no se considera una víctima y difícilmente dejará ver las heridas emocionales y físicas que le quedaron. Ella quiso pasar la página y ya, pero luego descubrirá que eso no es tan sencillo. En la ciudad, Violeta, generosa y optimista, acoge en su casa a Lucía y a los Layeros para fundar con ellos una familia amorosa, una sociedad secreta cargada de conflictos, pero también de profundos lazos de afecto.
Ricardo Mejía es CLÍMACO SOLANO. (30 años)
El típico aprovechado que se vende al mejor postor y sale sin un rasguño de todos los conflictos que provoca. Tiene las siete vidas del gato y siempre cae parado. Es el amante oculto de Victoria, un tipo que siempre está a la espera de una gran oportunidad que lo convierta en mandamás. En el fondo sabe que le faltan carácter, osadía y hasta olfato para ser considerado algo más que un segundón, un pobre diablo. Vive resentido con Victoria por no darle el “puesto que se merece” y sabe que jamás logrará que lo reconozca como su marido en público. A pesar de todo, doblegar amorosamente a la doña le da cierta autoridad, cierta influencia, le permite oír detrás de las puertas y saborear algo del poder que nunca tendrá.
Laura Hernández es BEATRIZ CADENA. (17 años)
Es la hija de Abel Cadena, el carnicero del pueblo, una de las estudiantes más destacadas de la escuela de Lucía. Su vida y la de su padre cambian radicalmente cuando cae accidentalmente en una mina antipersona. Lo que Beatriz recuerda de este momento es que se sintió volar por los aires. Recuerda los afanes de Lucía y de Abel para salvarle la vida. Pero lo más doloroso será asumir los estigmas que vienen luego del accidente, volver a verse como una mujer entera y hermosa, capaz de amar. Lo peor será ver a su padre transformado en un feroz vengador.

 

Wilderman García es EZEQUIEL MARTÍNEZ. (20 años)
Hermano de Lucía. A él no lo reclutaron los guerrilleros. Él se fue voluntariamente al monte creyendo que era el camino para cobrar las desgracias de su familia. Ahora, convertido en minador, le costará lo suyo salir del monte y volver a la vida civil, devolver los pasos, dejar las armas, superar la sospecha de que los del monte lo persiguen.

 

Mauricio Puentes es MANUEL CADENA. (40 años)

Es el carnicero de La Yé. Su aspecto contrasta con su forma de ser, pues es padre y madre a la vez de su hija Beatriz. También es un buen vecino de la región y el pretendiente de la peluquera Violeta. Pero todo cambia cuando la violencia se ensaña con Beatriz, y a él se le envenena el alma. A partir de ahí es un sol en su casa y oscuridad en la calle. Algún día se preguntará cómo fue que terminó convertido en un instrumento de la guerra.

Jorge Soto es CÉSAR PALACIOS
César es el hijo mayor de Carmen, hombre que se libra de la guerra por propia convicción y emprende el difícil camino hacia la reintegración, para enfrentar los estigmas a los que se enfrenta un desmovilizado. Acoge a los desplazados de La Yé y a Lucía, a sabiendas de que esta acción va a poner en riesgo todo el camino ganado para reintegrarse a la sociedad.

 

RELATED POST