Eamonn Kilbride, un padre de familia irlandés de 46 años, murió de un ataque al corazón durante la celebración de una fiesta navideña en el bar que el mismo regentaba justo después de bailar el Gangman Style, según el diario The Mirror.

Kilbride se quejó de un fuerte dolor en el pecho y se desplomó tras hacer la «danza del caballo», popularizada en todo el mundo por el músico surcoreano, Psy, una parodia del estilo de vida de los residentes de este rico barrio surcoreano cuyo nombre lleva por título esta famoso baile que imita los movimientos de montar a caballo.

Kilbride asistía a una fiesta navideña en la fábrica de cerveza Thwaites en Blackburn, Lancashire, junto a su mujer que celebraba también su cumpleaños, quien intentó reanimarle sin éxito. Cuando los médicos llegaron al lugar tampoco pudieron hacer nada por salvar su vida.

“Eamonn siempre fue el alma de la fiesta, le encantaba bailar», relata la viuda a The Telegraph. “Era un gran hombre de familia que trabajaba duro”, recuerda la esposa, quien definió a su marido difunto como un “esposo amoroso, entusiasta del golf, que siempre puso a su familia en primer lugar”.

El matrimonio eran padres de tres hijos de 22, 21 y 18 años, todos ellos estudiando en la universidad. Las pruebas revelaron que el irlandés, que vivía con su familia en Burnley, sufrió una insuficiencia cardíaca aguda.

El profesor Bernard Keavney, cardiólogo y consultor de la Universidad de Newcastle, ha aconsejado en The Daily Telegraph que los hombres deben ser “contenidos” en las fiestas de Navidad, advirtiéndoles que “no se salgan de su zona de confort”. En caso de que se enfrenten a un “ejercicio atípico”, este médico afirma que es mejor “que la dama baile a su alrededor”…

RELATED POST