El Chavo del 8

¿Con quién vivía el chavo?

Tras ser abandonado por su madre, el pequeño chavo fue llevado a un orfanato. Luego de un tiempo escapó, y después de estar deambulando por varios días en las calles, un día llegó a una vecindad. Allí conoció a una viejita que de inmediato lo invitó a dormí en su apartamento, el número 8. Después que ella falleciera, el niño dormía en la casa de sus vecinos, y no en el barril como muchos creen.