Odeon, Cineworld y Vue Cinemas, las tres empresas que controlan el 80% del cine en Reino Unido han tomado una decisión en pro de la secularización del séptimo arte: prohibir la proyección del Padre Nuestro.

La Iglesia de Inglaterra, según reseña El Confidencial, evalúa la posibilidad de demandar a estas compañías por discriminación religiosa. El objetivo del audiovisual, que sería mostrado desde el 18 de diciembre, era promover un sitio web llamado JustPray.uk donde se enseña a orar y se habla de la importancia de hacerlo.

Aunque hasta el momento no hay una explicación de parte de ninguna de las cadenas que decidió prohibir el spot de 60 segundos, la mayoría asegura que imperó el criterio comercial, en un país donde la población cristiana se redujo 10% y la musulmana aumentó 75%.

El primer ministro David Cameron, que en el pasado ya ha dicho que Inglaterra es una nación cristiana, consideró ”ridícula” la medida de los cines. A este rechazo se han sumado varios dirigentes políticos.

Sobre la posibilidad de que esta decisión tenga relación con los atentados que dejaron 130 muertos en París, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, cree que la oración es más necesaria que nunca, puesto que millones de personas han encontrado consuelo en ella.

RELATED POST