El humorista completó 86 horas seguidas contando chistes, superando su anterior marca de 80 horas.

Así fueron los últimos minutos:

RELATED POST