“¿Por qué robar un maniquí? Ve y consigue algo real”.

La frase es de una clienta de una tienda para adultos en Silverdale, Washington.

Todo esto sucedió después que Un hombre ingresó a esta tienda y se robó un maniquí. Pero no todo terminó ahí. Un par de horas después, el delincuente regresó y se llevó lencería erótica para su “nueva compañera”.

Las cámaras de seguridad captaron al ladrón y que unas cuadras más adelante fue detenido por la policía.

RELATED POST