Blake Grisby, es un joven norteamericano común y corriente y bueno, con mucha personalidad que un día, aburrido de no conseguir novia, decidió salir por las calles de Los Ángeles, Estados Unidos, con un cartel para lograr ser besado por quien se compadeciera de él o simplemente se animara a hacerlo.

La frase “bésame, estoy desesperado”, fue la mejor manera para lograr que cientos de mujeres cumplieran con lo que pedía el cartel.

Haz –> CLICK ACÁ <– para ver el video del joven pidiendo besos y siendo besado.

Según sus propias palabras, el resultado final es que todo resultó un verdadero éxito, incluso su video, llamado “Kiss Me I’m Desperate”, ha sido visto por miles de personas en YouTube.

 

RELATED POST