Gustos raros…

Un hombre fue acusado de robar tres asientos de bicicleta a mujeres en un conjunto residencial. Ojo, solo las sillas.

Luego de investigaciones, la policía detuvo a Joji Kondo, un hombre que confesó haber robado cerca de 200 sillas de bicicletas de mujer, supuestamente porque le encanta “lamerlos y olerlos”

“Me gusta su textura (de los asientos), es como la piel de una mujer y conserva el aroma femenino. Me gusta lamerlos y olerlos”, explicó el hombre de 35 años.

Joji solo robaba los asientos de bicicletas que tenían asiento para bebé ya que esto le “aseguraba” que eran mujeres las dueñas. Luego la policía le contó que en la actualidad muchos hombres se encargan del cuidado de los niños.

¿Te imaginas la cara de este hombre?

RELATED POST