La modelo paraguaya Larissa Riquelme aceptó ser la cara de una marca de lencería brasileña, pero aclaró que esta será la última vez porque no seguirá posando desnuda.

Según informó Qué, la ex participante de Bailando por un Sueño tomó esta decisión por los celos de su novio, el futbolista Jonathan Fabbro, según publica TeleShow.

Desde el Mundial de Sudáfrica 2010, cuando Larissa saltó a la fama por su escote durante un partido de la Selección de su país, hasta ahora, participó en las producciones más calientes y hasta se animó a quedarse desnuda en estadios.

“Soy una chica tranquila, soy ubicada en mi forma de vestir, no ando por los comercios desnuda, eso no va conmigo. No lo volveré a hacer porque mi pareja se puede molestar, lo que más deseo es darle respeto, porque lo amo y él debe saber que yo soy suya”, había declarado Riquelme en una entrevista realizada cuando estuvo en Ecuador.

“Ya fue suficiente con las fotos, no más”, sentenció la modelo que, seguramente, dejará con las ganas a más de uno.

RELATED POST