Tras ser abandonado por su esposa, el hombre quiere obligar a la compañía a que venda sus computadores con un filtro anti-porno incluido.

Chris Sevier de 36 años, confesó que es un adicto a la pornografía, y por esta razón su esposa lo abandonó. Según comenta, el origen de su adicción tendría como principal culpable a la compañía Apple. Es por esto que Sevier presentó la demanda contra la compañía en un tribunal de Tennessee, Estados Unidos.

“El demandante comenzó a preferir bellezas virtuales por sobre su esposa, lo que provocó que su matrimonio fracasara. Su esposa lo dejó, lo que fue una consecuencia de la decisión de Apple de no vender sus computadores en ‘modo seguro’, declara la denuncia.

Sevier, compró un Macbook para editar música principalmente, pero quiere obligar a la compañía a que venda sus computadores con un filtro anti-porno activado por defecto para evitar futuros casos como el suyo. Además quiere una indemnización por haber caído en una depresión tras la perdida de su familia, circunstancia que le ha impedido trabajar.

“Nadie en la Apple Store le advirtió que observar imágenes pornográficas y videos podría provocar adicciones, incluyendo adicción a la excitación, o que el dispositivo pudiera ser una puerta de entrada a contenidos que pudieran causar una reprogramación de su cerebro, lo que llevó al fin de su familia, desempleo y cambios no deseados en su vida”, insiste el documento.

La demanda continúa añadiendo (culpa a la pornografía desde la existencia de niños huérfanos hasta problemas maritales), y pide que la compañía y la Corte actúen ”por el bien de las familias”. Tal vez, Apple acoja este curioso reclamo. Después de todo, alguna vez Steve Jobs dijo que quienes quisieran porno, preferirán Android.

RELATED POST