Insólita modalidad de robo.

La Policía Local del municipio mallorquín de Calvià en España, detuvo a cuatro nigerianas por robar  un teléfono móvil y 60 euros a un turista agarrándole los testículos.

Todo pasó debido a que el hombre rechazó sus servicios sexuales. Las mujeres, ante la negativa,  le agarraron fuertemente los testículos y  los brazos mientras que otras le sacaban lo que tenía en los bolsillos.

Una nueva modalidad de robo que ya deja varias detenidas.

RELATED POST