Es común que las mujeres estén pendientes del tamaño de sus senos y estén siempre buscando mediante procedimientos estéticos mejorarlos. Ahora con la tecnología pueden hacer muchas cosas para que sea vean mucho mejor.

En Liverpool, Inglaterra, apareció una nueva moda llamada “Tittooing”. Consiste en tatuarse los pezones para cambiarlos de color o de forma.

Originalmente, la idea era ayudar a las mujeres que habían sufrido alguna enfermedad mamaria o a aquellas que debieron someterse a una mastectomía, con el objetivo de sustituir los pezones ausentes o dañados.

Ahora, la industria medica de la belleza, ofrece esta técnica para todas. La duración de este tatuaje está entre 12 y 18 meses y su valor está cercano a los 2.000 dólares.

En poco menos de 2 horas podrás tener los pezones soñados, solo requiere de anestesia local y un poquito de paciencia.

El Tittooing se ha convertido en furor en el Reino Unido y promete expandirse rápidamente a todas las latitudes.

Fuente: Insólito Noticias

RELATED POST

Comments are closed.