Cuidar a las participantes del Campeonato Mundial de Salto en Trampolín Topless es seguro, para muchos hombres, el mejor trabajo del mundo. Estar con mujeres semidesnudas todo el día es una especie de idilio.

Muchos podrían pensar que es un trabajo solo para mujeres, pero no es así; Lars Larsen es el hombre afortunado de tener el empleo.

Lars se lo toma muy en serio y hasta le toca canciones de cuna con su ukulele.

¿Existe en verdad el Campeonato Mundial de Salto en Trampolín Topless?  En realidad es una campaña que tiene una misión:  generar conciencia en torno al cáncer de mama en hombres, un fenómeno que ha pasado desapercibido en los medios pero que afecta a algunos hombres. Como dice Lars, “los hombres tienen pechos y entonces pueden contraer cáncer”.

RELATED POST

Comments are closed.