Una mujer de California fue sentenciada a cadena perpetua por cortar el pene de su exmarido y lanzarlo en el triturador de desechos de la cocina.

Catherine Kieu atacó a su exmarido con un cuchillo en julio de 2011, después haberlo drogado con pastillas para dormir.

Ella dijo a la policía que su exmarido “se lo merecía”, pero en el juicio su abogado defensor dijo que se arrepentía de haberlo atacado.

El abogado de la mujer, nacida en Vietnam, argumentó en el juicio que Kieu sufrió abuso sexual siendo niña y luego por su exmarido.

RELATED POST