¡AY!

Un nuevo escándalo sacude a la iglesia católica. Hace unas semanas, apareció el video de un sacerdote masturbándose en plena calle, ahora otro fue sorprendido teniendo relaciones sexuales en un cementerio.

El sacerdote de la Arquidiócesis de Boston, Estados Unidos,  Arthur Coyle, fue sorprendido por un policía en plena relación sexual con una prostituta en el cementerio de Lowell, Massachusetts.

Coyle fue detenido de inmediato y trasladado a una estación de policía donde pasó la noche y tuvo que pagar una fianza de US$500 para quedar en libertad mientras espera el  juicio por escándalo público y pagar por los servicios de una trabajadora sexual, algo que es un delito en Massachusetts.

El papa Benedicto XVI lo había nombrado Prelado de Honor Superior, en diciembre de 2012.

RELATED POST

Comments are closed.