Te veo y me siento como aquel que está muriendo de la dicha porque tiene al lado a la mujer que ama“. Hace 13 años este verso vallenato de Vivo en el Limbo, estaba pegado en casi todas las emisoras del país y Kaleth Morales, de solo 21 años, se posicionaba como el ‘Rey de la nueva Ola’, y la nueva promesa del vallenato.

Aunque Kaleth se dio a la fama con este tema a su corta edad ya era bastante conocido en el género vallenato por la letras de sus canciones que interpretaban reconocidos cantantes y agrupaciones como Los Diablitos, Los Gigantes del Vallenato, entre otros. Sin embargo, un día este joven de Valledupar, despertó y quiso mostrar al mundo que además de componer tenía talento para cantar como su padre el ‘gran’ Miguel Morales, quien hizo parte de Los Diablitos.

Fue allí cuando se dieron a conocer sus canciones como: Mis cinco sentidos, Todo de cabeza, La hora de la verdad, Siete palabras, De millón a cero, temas que aún después de 13 años sus seguidores no olvidan.

Con estas canciones y el gran éxito Vivo en el Limbo, Kaleth Morales hizo historia y se convirtió en el precursor de esa nueva ola del vallenato y le abrió las puertas a artistas comoSilvestre Dangond, quien le grabó varias canciones a Kaleth y de hecho llegaron a grabar juntos ‘Se va a formar’.

Miguel Morales no estaba de acuerdo con que su hijo se dedicara a la música y llegó a enfrentarse con su hijo para que estudiara en la universidad y olvidara la música. Kaleth lo complace y decide estudiar Medicina, otra de sus pasiones, y cuando termina su carrera le dice a Miguel que quiere seguir en la música y deja de lado su carrera profesional.

En 2005 el futuro de Kaleth era prometedor. Los conciertos de Kaleth tenían un lleno total, era el ‘hit del momento’. Logró que Vivo en el Limbo retumbara en el estadio El Campín, de Bogotá, durante el concierto de Nuestra Tierra, organizado por La Mega. Sin embargo, todo se ensombreció el 24 de agosto de ese año cuando el joven artista murió tras sufrir un grave accidente de tránsito.

Kaleth viajaba acompañado de su hermano Keyner el 23 de agosto de 2005 tras salir de un concierto en la ciudad amurallada. Se desplazaban en una camioneta por la vía que comunica a Cartagena con Valledupar, en el municipio de Plato (Magdalena), cuando Kaleth Morales perdió el control del vehículo aparentemente por un hueco en la vía y terminaron volcados.

Ambos jóvenes quedaron gravemente heridos y fueron trasladados a un centro asistencial en Plato, Magdalena. De allí, el artista fue remitido al Hospital de Bocagrande en Cartagena, a donde llegó en estado de coma y al día siguiente murió. Su hermano duró en coma varios días, pero con los días logró recuperarse de las graves heridas.

Su padre Miguel Morales, lo despidió interpretando entre lágrimas unos versos que le compuso a su hijo Kaleth Morales tras su trágico accidente y que luego se convirtieron en una canción que se tituló ‘Es normal sentirse así’. 

Fue así como Colombia tuvo que despedir al ‘Rey de la nueva ola’. Su muerte nuevamente retumbó en los medios colombianos cuando el 15 de abril de 2017, en una situación similar perdió la vida el artista Martín Elías, hijo de Diomedes Díaz tras sufrir un accidente de tránsito en San Onofre (Sucre).

Fuente Rcn Radio

RELATED POST