Encontraron la solución para evitar que la gente orine en las calles

Cansados del olor de orina por las calles, los habitantes de Hamburgo, en el distrito de St. Pauli, hallaron un método para evitar que los peatones hagan sus necesidades en las paredes de la ciudad.

El método busca que aquellos que orinen por las calles se lleven una lección por hacerlo. Por tal razón, un grupo llamado St. Pauli Community of Interest ideó un sencillo plan para evitar que la gente orine en la vía pública: Aplicar en las paredes un recubrimiento que repele la orina. Así pues, quien haga sus necesidades en la calle terminará con las piernas orinadas.

La ingeniosa iniciativa ya ha dado buenos resultados. El video:

Con información de LA F.m