Ellos reconocen hasta la parte más intima de su pareja

Este curioso experimento sometió a varias parejas a una prueba en la cual deberían vendarse los ojos y tocar las diferentes partes del cuerpo de una persona para luego afirmar si eso que estaban tocando pertenecía o no a su pareja…