El hombre perfecto no existe

¿Estás de acuerdo?