El gato más valiente

El perro se creyó muy macho por ser más grande y fuerte que un inofensivo gatito que al parecer estaba en su terreno. Le ladró varias veces pero el gato no se inmutó y tan solo con un maullido sacó corriendo al perro.