El comercial que nos enseña a saber callar

A veces es mejor quedarse callado…