El avión de Malaysia Airlines y las teorías paranormales que envuelven su desaparición

Que un mundo paralelo, que el Triángulo de las Bermudas, que extraterrestres. Ninguna hipótesis se descarta.

Es un misterio lo que pasó con del vuelo MH370 de Malaysia Airlines que se dirigía de Kuala Lumpur a Beijing que desapareció de las pantallas del radar al sur de Vietnam y cuyo último contacto fue a 220 kilómetros de la costa este de Kota Kinabalu.

Se han desplegado varios equipos para encontrar el Boeing 777 y nadie ha podido dar con él, por lo que expertos dicen que es un misterio sin precedentes en la historia de la aviación, pues no hay restos de una «catástrofe», ni pistas y muchas cosas rondan con lo paranormal.

Los más fatalistas han dicho que pudo haber sido objeto de un ataque terrorista, pero no hay restos de algún ataque o explosión y la teoría del secuestro no concuerda con aterrizajes, llamadas, apariciones ni planes de vuelo con buen fin en ninguna parte.

Por eso ya se habla de teorías paranormales. Las autoridades recurrieron a un psíquico, Ibrahim Mat Zin. Él, conocido como Raja Bomoh Sedunia Nujum VIP, llegó al Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur alegando ser invitado por uno de los principales líderes del país para ayudar a localizar el avión desaparecido utilizando un método espiritual. El personaje señaló: “Durante mi oración, me duelen los ojos y mi visión se volvió negra. Creo que el avión todavía está en el aire. Voy a volver aquí a seguir con mis oraciones”.

También se habla de vórtice energético o abducción extraterrestre. La teoría más recurrente es la relacionada al Triángulo de las Bermudas y ya hay voces importantes respaldándola. “No descartamos ninguna posibilidad”, dijo Ahmad Jauhari Yahya, portavoz de Malaysia Airlines.

Cuando se habla del triángulo no sólo dice que los extraterrestres se han llevado los aviones sino que campos energéticos «sepultan» los aviones. Esto tendría cierta lógica con las palabras del psíquico contratado para buscar el avión, quien dijo que el aparato continúa en vuelo y no sería en nuestro mundo.

Pero lo más interesante es el tema de los teléfonos. Si las palabras de Ibrahim han parecido increíbles, más sorprendente es el hecho de que cuando las familias llamaban a los teléfonos de los pasajeros desparecidos, éstos continuaban sirviendo y dando tono.

«Los teléfonos sonaban, pero nadie respondía», según una declaración firmada por las 19 familias de los pasajeros desparecidos. La hermana de uno de los pasajeros chinos llamó dos veces al teléfono de su hermano desparecido en directo por la televisión local y se escuchó perfectamente como sonaba.

Con información de La Mega