Por machistas con la juez, mandaron a futbolistas a jugar en el equipo femenino

Los jugadores del Sparta Praga, Tomas Koubek y Lukas Vacha, fueron castigados a entrenar en equipo femenino de fútbol después de insultar a una juez de línea y gritarle que «las mujeres deben estar en la cocina y no arbitrando un partido de hombres».

La ofensa le costó a los dos jugadores el rechazo del presidente de la Federación, Miroslav Pelta quien calificó de inaceptable el comportamiento de los jugadores.

Ambos jugadores ofrecieron disculpas a todas las mujeres explicando que fue una mala jugada de sus emociones tras la derrota del equipo.