Por fortuna no pasó nada grave.

Este domingo, durante el Gran Premio de Fórmula 1 que se disputó en Alemania,  se presentó un insólito accidente: Mark Webber ingresó a realizar un cambio de llantas, con tan mala fortuna que una de ellas quedó suelta y al arrancar se desprendió del carro y terminó pegándole a un camarógrafo.

Haz click –> acá <— para ver el video

En este video se puede ver el momento exacto en que la llanta sale rondando y esquivada por mecánicos de otros equipos, pero con tan mala fortuna para un camarógrafo, que el neumático se levantó del suelo y golpeó al camarógrafo en la espalda.

Al final, solo dos costillas rotas para el hombre de la cámara y 30 mil euros de multa al equipo Red Bull por el incidente.

 

RELATED POST