El curioso momento tuvo lugar en la liga femenina de fútbol americano de EE.UU. Después de la anotación, la jugadora Shea Norton, jugadora del Seattle Mist, corrió hacia la tribuna para celebrar con los hinchas, lo que no se esperaba era que uno de los aficionados le diera cuatro palmadas en su cola, sin embargo la jugadora no se quedó atrás y decidió tocarles los senos a una aficionada y poner su cabeza en ellos.

TE PUEDE INTERESAR [Así serán los cambios en las rutas de TransMilenio]

RELATED POST