Una noche de golazos la que se vio en el Campin en la tarde-noche del sábado, Millonarios de local venció 4-2 al Once Caldas y empezó con pie derecho la defensa del título en la Liga Postobón.

En el inicio del encuentro, el cuadro capitalino fue el que tuvo la iniciativa, con el dominio del balón intentó asociarse en el medio campo y desequilibrar por las bandas, sin embargo, el visitante se agrupó bien en el fondo y ganó constantemente en el juego aéreo, además, cortó repetidamente, el juego con faltas.

La vía por la que creó más peligro Millonarios fue con la pelota quieta, pero no tuvo claridad y los zagueros del Once Caldas ganaron en el cabezazo. Luego de varios intentos, el local pudo desequilibrar en el área, gracias a una gran jugada individual de Moreno, quien anotó un golazo al minuto 34. Pero el cuadro de Manizales respondió y empató a los 5 minutos, con otro golazo de tiro libre de Ramos.

En los minutos finales del primer tiempo el juego fue más abierto, pero no hubo claridad en las áreas. Así se fueron al descanso.

El comienzo de la segunda parte fue vertiginoso, se crearon varias opciones de gol de lado y lado, pero fue el local el que logró irse arriba en el marcador, al minuto 49, con gol de Mayer Candelo, quien definió con precisión ante Cuadrado.

La velocidad del juego no bajó, Millonarios siguió atacando y Once Caldas quiso reaccionar. Sin embargo el de la contundencia era el local, que al minuto 68, por intermedio de Wason Rentería, se puso 3-1 arriba. Pero dos minutos después el visitante descontó, gracias a César Árias.

El cuadro blanco adelantó sus líneas en busca del empate, pero dejó espacios y Millonarios aprovechó para marcar el cuarto gol, obra de Pedro Franco al 77 en una gran salida desde el fondo. En los últimos minutos el visitante intentó descontar, pero no pudo y la victoria fue para el elenco azul.

RELATED POST