Luego de empatar 1-1 en condición de local el Bayern Múnich ante el Ajax de Holanda, el colombiano James Rodríguez fue protagonista de un polémico hecho que destacó la prensa de Alemania.

Según se divulgó, el colombiano salió del estadio 10 minutos después del silbato final sin decir ninguna palabra y mostrando un rostro de frustración, aparentemente enojado con el técnico Niko Kovak por no alinearlo desde el principio del juego.

Cabe recordar que James solamente actuó en 28 minutos del partido y no pudo aportarle mucho fútbol al Bayern, incluso se le vio impotente en varias acciones y hasta se ganó una amarilla tras protestarle airadamente al juez central.

Y es que en la presente temporada Rodríguez no ha jugado mucho en el equipo muniqués, además en varias oportunidades ha sido relegado a la banca de suplentes, cosa que no le pasaba con el anterior entrenador del club.

El colombiano, tras recuperarse de la lesión que impidió que rindiera de la mejor manera en el pasado Mundial de Rusia, esperaba empezar a ser tenido en cuenta, sin embargo no ha tenido muchas opciones.

En la presente temporada James lleva 227 minutos jugados en 5 partidos por Bundesliga y ha marcado 2 goles; por otro lado, lleva 107 minutos en dos encuentros en lo que lleva de Champions League.

Fuente Antena 2

RELATED POST