Radamel Falcao tiene un sueño que ve cada vez más cerca: disputar en junio en Rusia el Mundial, un torneo que no pudo jugar nunca antes y para el que ahora, con 32 años, está preparándose, empezando por el amistoso del viernes pasado ante Francia, rival al que le marcó un gol en el triunfo 3-2, y ahora frente a Australia, este martes, en Londres.

El 14 de junio de 2014, Falcao estuvo en Belo Horizonte para el debut del equipo ‘cafetero’ contra Grecia (3-0), pero lo hizo como espectador de lujo, con gafas de sol y la acreditación de invitado colgada al cuello, ya que no había podido recuperarse a tiempo para poder jugar el gran torneo, donde Colombia llegó hasta los cuartos de final.

En enero de ese año, una grave lesión de rodilla con el Mónaco ante el equipo amateur del Chasselay en la Copa de Francia inició para él un intento de recuperación contrarreloj que no pudo acabar con un final feliz, dejándole finalmente fuera de la lista de José Pekerman.

En aquel regreso de Colombia a una fase final mundialista, dieciséis años después de su anterior participación en Francia-1998, la sombra de Falcao estaba muy presente: para él fueron muchas de las dedicatorias.

Cuatro años más tarde, Falcao tiene una nueva oportunidad y quién sabe si la última.

Desde su regreso al Mónaco, tras un paso frustrante por el fútbol inglés (Manchester United 2014-2015, Chelsea 2015-2016), el delantero colombiano llegó a un acuerdo con los responsables del equipo del Principado: iba a necesitar seis meses para volver a su mejor nivel y a partir de ahí se dosificaría hasta el Mundial de Rusia, para no ponerlo en peligro.

Pese a jugar 21 de los 30 partidos del Mónaco en esta temporada de la Ligue 1, Falcao es con una gran diferencia el máximo anotador de su equipo, con 17 dianas, únicamente superado en la tabla de anotadores del campeonato por dos estrellas sudamericanas del PSG, el uruguayo Edinson Cavani (líder con 24) y el brasileño Neymar (19), lesionado desde finales de febrero.

Junto a esos 17 goles ligueros, Falcao ha firmado 3 en la Liga de Campeones y otros 3 en la Copa de la Liga, pese a la reciente lesión de seis semanas y una de casi un mes, entre finales de diciembre y principios de enero.

Este martes, en el estadio Craven Cottage, Falcao descontará otro día más hacia su sueño mundialista, el sueño que espera cumplir en Rusia 2018, y en el que lo acompañarán más de 50 millones de colombianos.

AFP / Diego REINARES – París

RELATED POST