¿Un Clásico intrascendente? Incluso con el título en el bolsillo, el Barcelona aspira a seguir imbatido esta temporada en la Liga española al afrontar el domingo el gran duelo contra el Real Madrid, invencible desde hace tres años en la escena europea.

En el Camp Nou, dos dominadores van a medirse este fin de semana: la hegemonía del Barça en España, tras conquistar su séptima Liga en diez años el pasado domingo, y la supremacía europea del Real Madrid, vigente doble campeón de la ‘Champions’ y clasificado el martes para una tercera final continental, la cuarta en cinco años.Obviamente, por primera vez desde 2008, el clásico de la Liga no será relevante desde el punto de vista numérico, con un Barça ya campeón y un Real que tiene asegurada la clasificación para la Liga de Campeones el próximo año.

Pero, el Clásico sigue siendo el Clásico, “el partido más grande del mundo”, como lo calificó el defensa barcelonista Lucas Digne para la AFP.

Y los desafíos anexos están presentes en muchos ámbitos. Está el récord de imbatibilidad que tiene el Barça al alcance de la mano, ya que le basta aguantar cuatro partidos más sin perder para ser el primer equipo de la historia moderna de la Liga en lograr el título sin una sola derrota en 38 jornadas. Los dos precedentes anteriores se remontan a los años 1930, cuando la competición sólo tenía 18 jornadas.

Ernesto Valverde, que podría unirse al club de los Antonio Conte (Juventus 2011-2012), Arsene Wenger (Arsenal 2003-2004) o Fabio Capello (AC Milán 1991-1992) entre los entrenadores “invencibles”.

También está el festejar el doblete Copa-Liga en el Camp Nou, tras unos primeros festejos el lunes en las calles de Barcelona, como una manera de cerrar a lo grande una temporada que empezó mal (salida de Neymar, crisis política catalana…) y finalmente acabó bien.

El argentino está también a pocos días de seguir aumentando su palmarés: con 32 tantos en esta Liga, frente a los 24 de Cristiano Ronaldo, segundo mejor goleador, Messi acaricia un quinto título de “pichichi” y una posible cuarta Bota de Oro al mejor goleador de las grandes ligas europeas.

Por el lado blanco, el Real Madrid estaría encantado de acabar con la imbatibilidad del Barcelona: 41 partidos consecutivos en Liga, un récord. Además, bajo las órdenes de Zidane, el equipo ‘merengue’ no ha perdido ningún Clásico en el Camp Nou (dos victorias, un empate).

Y el club merengue está eufórico tras su clasificación para su tercera final consecutiva de Liga de Campeones, que jugará en Kiev el 26 de mayo contra el Liverpool.

AFP / Madrid – Jean DECOTTE

RELATED POST