Este jueves fue presentado en Moscú el balón oficial para el Mundial de 2018. La presentación contó con la participación del argentino Lionel Messi quien, junto a su selección, está en Rusia para disputar un juego amistoso ante el equipo de ese país.

El balón se llamará Telstar 18, nombre que ya han tenido otros balones de citas mundialistas. Ese nombre fue empleado en los mundiales de México 1970 y Alemania 1974 y se denominó así en tributo a un satélite, con dicho nombre, con forma esférica. Éste resultó ser el primer satélite artificial de telecomunicaciones comercial del mundo. El balón, en ambos casos, era de cuero, blanco y negro, y cosido a mano.

‘Telstar 18’ lo utilizarán las 32 selecciones clasificadas para el Mundial de Rusia 2018 y que lucharán por el máximo título del fútbol Mundial. La pelota muestra una onda retro, volviendo a los colores básicos (blanco y negro), luego de que en Brasil 2014 y Sudáfrica 2010 la gama de colores fuera clave para el diseño de la esférica.

En la ceremonia oficial, que se vivió en Moscú, el argentino Lionel Messi aseguró: “Tuve la suerte de conocer el balón antes y lo probé. Me gusta mucho: en nuevo diseño, los colores… Me gusta todo”. Según los detalles que entrega la FIFA en su página oficial, la pelota lleva incrustado un chip de transmisión de datos, que permite a los consumidores interactuar con el balón mediante un móvil inteligente.

El balón de la FIFA rodará de manera oficial el 14 de junio de 2018 en el estadio Olímpico Luzhniki de Moscú, una vez se inaugure la Copa del Mundo. Ese mismo estadio también acogerá la segunda semifinal del torneo y la final, que se disputará el 15 de julio del mismo año tras algo más de un mes de competición.

El sorteo de Rusia 2018 tendrá lugar el primero de diciembre. Ese día, la Selección Colombia conocerá a sus rivales. En Rusia el vencedor recibirá 38 millones de dólares y el finalista 28. El tercero recibirá 24 millones y el cuarto 22.

Otros balones, como el Brazuca de Brasil 2014, buscaba mostrar el carácter y la alegría de los brasileños y por eso estaba lleno de colores. El Jabulani, de Sudáfrica 2010, significaba celebración. En estos casos, como en otras citas mundialistas, los balones han pretendido reflejar un sello del país organizador.

Así fue la presentación:

Por:

La FM

RELATED POST