Decir groserías no es de maleducados confirma estudio

Cuando el vocabulario de una persona se caracteriza por su tosquedad y ordinariez solemos denominarlo grosero. Pero, aunque creamos que el constante uso de las malas palabras hace a una persona maleducada, no siempre es así.

Estudio publicado en el Language Sciences Journal demuestra que decir groserías no es un indicador de una persona maleducada o floja al hablar. Las personas que dicen malas palabras tienden a tener un vocabulario más amplio que aquellas que no las dicen.

La investigación utilizó 49 personas entre 18 y 22 años de edad y, le pidió a los participantes que dijeran tantas groserías como pudieran en 60 segundos. Luego, con la misma dinámica, debían decir el nombre de tantos animales como pudieran.

Con esta prueba, el estudio comprobó que aquellas personas que decían la mayor cantidad de groserías coincidía con las que lograron decir la mayor cantidad de animales.

Kistin and Timothy Jay, psicólogos y coautores del estudio, dicen que aunque el uso de malas palabras esté relacionado con una expresividad y una fluidez verbal mayor, cuando se trata de su uso, es normal que la gente asuma que la persona es perezosa y maleducada.

Aquellas personas que tienen confianza en utilizar palabras tabú suelen tener un mejor desarrollo en otras áreas.

groserias

Redacción NTN24