Conoce al enemigo natural de los gatos

Quién lo iba a creer…