Con esta broma promocionan la nueva temporada de The Walking Dead