Soltó una serpiente gigante en venganza

A Hiroshi Motohashi se le atravesó el sushi en un restaurante de Los Ángeles tras pelearse con unos empleados y, sin pensárlo dos veces, decidió vengarse soltando en medio del local una serpiente de cuatro metros.

El hombre, de 46 años, acudió el pasado domingo a cenar a uno de los sitios de moda del concurrido distrito de Studio City.

Motohashi disfrutó de un banquete que le costó 200 dólares, pero al final de la velada provocó un gran revuelo entre los comensales al enseñar una pequeña serpiente que llevaba entre sus pertenencias, según medios estadounidenses.

Tras una fuerte discusión con los trabajadores del local, quienes le pidieron que abandonará el sitio, se marchó muy enfadado.

Pero el sospechoso volvió con una serpiente más grande, de unos cuatro metros, que soltó en medio del restaurante. El incidente causó el pánico entre los clientes, aunque nadie resultó herido.

El hombre fue detenido por amenazas y su fianza fue de 50.000dólares.

serpiente