«Chespirito» tenía claro qué día de la semana debía morir

Casualidad o no.

En una de las tantas veces que «lo mataron» por redes sociales, Roberto Gómez Bolaños le respondió por Twitter a un usuario asegurando que todavía no le tocaba morir, que sería un viernes. Y así fue. Casi un año después de ese mensaje, Chespirito nos dejó un viernes.

muerte