Así sería WhatsApp en la vida real